Contraloría detectó numerosas irregularidades en auditoría al MADES

Bienes declarados no encontrados, oficinas móviles sin uso, falta de titulación de 40 inmuebles, daños importantes en parques nacionales, figuran en las observaciones detectadas por la Contraloría en el Ministerio de Ambiente.

En el informe final de una auditoría hecha este año por la Contraloría al Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), saltaron distintas irregularidades respecto al manejo de los recursos, sobre todo lo que compete a los bienes y determinadas edificaciones.


El informe, que data de setiembre de este año, señala entre otros puntos, que una edificación ubicada en el Parque Nacional San Luis, que fuera construida para un “Centro de Investigación”, nunca fue utilizada para tal fin.


Según respondió el Mades al equipo auditor, no se le dio el mencionado uso a la edificación por “falta de presupuesto”.


Asimismo, en el relevamiento hacen constatar que durante una verificación in situ en los Parques Nacionales de Paso Bravo, San Luis y Cerro Corá, no fueron encontrados determinados equipos de computación y equipos de salud y laboratorio, registrados en el inventario de bienes de uso al 31 de diciembre del 2020, por valor de compra total de G. 43.089.753.


Si bien los del Mades hicieron su descargo sobre el tema ante el ente contralor, la respuesta no convenció a los auditores y se ratificaron en la observación.


En otra parte del informe, se detectó que algunos equipos informáticos, muebles y enseres en desuso, siguieron registrados en el balance general y en el inventario de bienes de uso al 31 de diciembre, distorsionando los saldos de las cuentas que componen el activo fijo.


Según concluye la Contraloría, esta situación solo denota la ausencia de control de los bienes que conforman el patrimonio institucional.

Daño y perjuicio ambiental.

También señalan los auditores haber constatado in situ quemazón de la vegetación en el Parque Nacional Paso Bravo y una “invasión” de ganados bovinos y equipos en dicha reserva. El Mades respondió que las quemas se presentan con regularidad y que son “por efecto de la sequía y por causa de las personas que transitan por los caminos adyacentes al área”. Sin embargo, para la Contraloría, esta descripción no condice con lo constatado y lo que ocurre representa un perjuicio a la flora y la fauna del lugar.


Además, el informe refiere que los puestos de control del parque apenas se manejan con mochilas de agua para combatir incendios para semejante área.


Oficina sin uso.

Se constató también que algunas oficinas móviles nuevas adquiridas por el Mades que fueran remitidas a los puestos de control ubicados en la cabecera del puente de Mariano Roque Alonso y sobre Ruta que conduce a Villa Oliva, no fueron utilizadas luego de haber transcurrido un año de la recepción del proveedor, además de notarse en estas un estado de abandono.


A la par, el equipo auditor evidenció que una oficina móvil y un, a seis meses de la recepción, ocasionando erogaciones innecesarias.


Además, se resalta la falta de regularización y titulación de 40 inmuebles de áreas silvestres protegidas bajo dominio público. También se detectó 11 vehículos y 4 motocicletas sin chapas al momento de la investigación.


El Mades argumentó en su momento que algunas placas “se extraviaron” y otras “estaban resguardadas en los vehículos”.


Llamativamente, 22 equipos de transporte registrados en la Dirección del Registro de Automotores, no figuran en el inventario de la institución hasta diciembre pasado, según el reporte.


Sin dinero, pero envía funcionarios a Escocia.

Hasta el momento, el Ministerio del Ambiente tampoco informó cuánto está costando el viaje de nueve de sus funcionarios y del titular de la cartera, Ariel Oviedo, que se encuentran en Glasgow, Escocia, donde se desarrolla la conferencia de la ONU sobre el cambio climático.


La cartera ambiental se limitó a informar hasta el momento de dónde obtuvo el dinero para financiar esta “gira”.


De acuerdo a la lista, los pasajes y viáticos fueron cubiertos mediante distintas fuentes de financiamiento de proyectos que administran fondos medioambientales.


Entre tanto, la cartera ministerial sostiene que no tiene siquiera equipos suficientes para medir la polución del aire y que vive de donaciones para hacer frente a las infracciones. Sin embargo, usará US$ 8 millones del Fondo Verde para construir una nueva sede.


Fuente: ABC Color.

2 visualizaciones