Docentes no tienen nivel académico, según estudio

El análisis del sistema educativo nacional, que se da en el marco de la elaboración del proyecto de "Diseño de la Estrategia de Transformación Educativa del Paraguay" fue presentado esta semana por el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC). El relevamiento, realizado entre el 2020 y abril del 2021 por especialistas de la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Columbia de New York, abarca varios puntos críticos.


El diagnóstico de carácter técnico apunta ser un “insumo fundamental” para la siguiente etapa, que será la formulación de los lineamientos generales de la política educativa, el diseño del Plan Nacional de Transformación Educativa 2030 y la Hoja de Ruta 2020-2030. Busca responder especialmente a la pregunta de dónde y cómo está Paraguay en materia de educación de calidad. Se buscó describir detalladamente cómo funciona el Sistema Educativo Nacional (SEN).


El Ministro de Educación, Juan Manuel Brunetti, participó de la primera semana del programa de "Foro de Transformación Educativa", que se llevó a cabo en el departamento de Itapúa el lunes último y donde se compartió parte del diagnóstico.


El resumen ejecutivo del documento, que consta de 64 páginas, cita algunos nudos críticos de la educación en Paraguay. Entre los temas que desglosa se encuentra la formación y enseñanza del educador. De acuerdo al reporte, en lo que refiere a las capacidades profesionales de los docentes, se observa en el análisis que existe un número muy alto de docentes que no cuenta con el perfil para enseñar en en nivel donde se desempeña y esta cifra indica que el sistema de formación, tanto inicial como en ejercicio, no está desarrollando las capacidades que las instituciones educativas requieren.

En otro punto, el informe remarca que si bien se han realizado esfuerzos por implementar y mejorar la eficiencia y transparencia del sistema de asignación de docentes a las instituciones educativas, y coordinar de mejor forma las necesidades territoriales con la formación inicial y en servicio, aún existe un alto número de personas que ingresan por vías irregulares, sin contar con el perfil requerido.


En cuanto al desarrollo profesional del educador, y en lo que respecta a la mejora de la formación inicial, se identificó, por ejemplo, que esta no asegura completamente el desarrollo de las capacidades profesionales requeridas para enseñar de acuerdo con el perfil de estudiante.


En síntesis, el documento explaya que existen importantes déficits de docentes con el perfil adecuado, sobre todo en educación inicial, en el tercer ciclo de educación básica, y en particular, en la asignatura de ciencias de la naturaleza y salud. Esta realidad no es homogénea en todo el país, si no que los déficits son aún más pronunciados en algunos departamentos, como Presidente Hayes, Boquerón y Alto Paraguay.


En cuanto a los salarios docentes, el análisis subraya en un apartado que muchos trabajan en múltiples turnos, establecimientos y niveles, situación que se conoce informalmente como de "profesores taxi" y que estas condiciones desembocan en un bajo prestigio social de los profesores en Paraguay.


Asimismo, el informe resalta que los docentes cuentan con escaso tiempo, recursos y energiás para asistir a las iniciativas que se ofrecen.


Cifras:


El análisis cuenta con determinadas estadísticas. Afirma que la oferta educativa por nivel y modalidad está compuesta, al año 2019, de 5.840 instituciones que ofrecen educación inicial, 7.899 educación escolar básica, 2.699 educación media, 14 formación profesional vocacional, 22 educación inclusiva y 1.040 educación permanente (MEC, 2021). En cuanto a la estructura de las instituciones educativas por función, la cantidad de directores es de 11.859 quienes tienen a su cargo la administración y gestión de las instituciones (MEC, 2021). De los directivos, el 52% radica en las zonas urbanas y el 48% en las rurales, siendo el promedio de edad de 42 años (Elías y Bareiro, 2017), 58% son mujeres y 42% hombres.


En otros cargos como el de docente técnico existen 12.226, 312 profesional administrativo, 505 técnico administrativo, 8.473 administrativos y 1.363 auxiliar administrativo. A nivel departamental, según la información del MEC (2021) las DDE cuentan con un total de 534 funcionarios. En Paraguay, hay un total de 1.389.655 estudiantes matriculados, siendo 1.071.677 (77%) del sector oficial, 142.409 (10%) del privado y 175.569 (13%) del privado subvencionado (MEC, 2021). Al revisar los datos según los niveles, se observa que en Educación Inicial no formal existen 741 (0.05%) estudiantes, en Educación Inicial formal están matriculados 186.877 (14%), en EEB existen 961.269 estudiantes - 1° y 2° ciclo cuenta con 656.547 (48%) y 3° ciclo con 304.722 (21%) - y en EM cursan 240.768 (17%).


En el año 2011 se registraron en total 1.601 estudiantes con alguna discapacidad incluidos en aulas inclusivas de EI y EEB, de los cuales el 85,1 % están incluidos en aulas del 1º y 2º ciclo de la EEB (MEC, 2011); al mismo tiempo, 1.100 alumnos pertenecen a programas educativos especiales y la principal dificultad atendida es la discapacidad intelectual que representa el 78,5 % de esos estudiantes (MEC, 2011). Los datos del MEC 2021 revelan que la cobertura es la siguiente: preescolar 79%, primer y segundo ciclo de EEB 82%, tercer ciclo de EEB 72% y educación media 64%.


Al año 2015, 68% de los niños y adolescentes de hogares de menor ingreso estaban matriculados, a diferencia del 96% de los niños y adolescente del mayor quintil; se observa aproximadamente un 76% en el segundo quintil, 83% en el tercero y 90% en el cuarto. Paralelamente, en zonas urbanas el 87% de los niños y adolescentes están matriculados, porcentaje que se ve disminuido a un 70% en zonas rurales.


Un 37% del total de las instituciones cuenta con menos de 50 estudiantes, siendo el 78% de este porcentaje de zona rural y 22% del urbano. En el rango 50 - 199 estudiantes, se ubica un 42% del total de las instituciones, donde corresponde un 68% a la zona rural y un 32% a la urbana.


1) La prevalencia de un sistema de financiamiento altamente centralizado.

2) Un financiamiento educativo limitado, en términos de recursos y sostenibilidad.

3) La escasa validación y alineación de los recursos con los objetivos estratégicos para el mejoramiento educativo.

4)La baja focalización de los recursos de acuerdo con las necesidades territoriales y escolares.

5) Una débil estructura de planificación y asignación presupuestaria.

6) La ausencia de una inversión y planificación para asegurar una educación de calidad, inclusiva e intercultural.

7) La baja participación de los territorios y comunidades locales en el proceso de financiamiento educativo.

La persistencia de falencias en los mecanismos de transparencia, monitoreo y evaluación de los recursos.


El diagnóstico presenta varias vías de posibles soluciones a las distintas problemáticas, sobre todo en lo que respecta a la formación docente y los logros educativos de los estudiantes.


El diagnóstico se encuentra disponible en el siguiente enlace:

https://c1dbecd7-68f0-43f9-964f-01c92a423600.filesusr.com/ugd/79dac2_1865fd53dbbd4985bd4863a36abe6fda.pdf?fbclid=IwAR14I2gPKocQd1MsuAb6QOkUhectn4ApSGCXCM_CX28gpHg8pSNY13WkKp8


Fuente: ABC Color.

5 visualizaciones