Jueza ordena libertad de trabajador detenido por muerte de maleante que lo atacó

La jueza de garantías de la ciudad de Fernando de la Mora, Nancy Duarte, dispuso la inmediata libertad del trabajador Óscar Julián Fernández Melo (36), quien fue detenido e imputado por homicidio doloso, por la muerte del maleante Julio César Osorio (25), más conocido como Tres Dedos.

El hecho se registró en la madrugada del pasado lunes, cuando Tres Dedos robó las pertenencias del trabajador que estaba descansando en un surtidor de Fernando de la Mora. Cuando Fernández intentó recuperar sus pertenencias el maleante lo atacó e hirió con puñal; en medio de la gresca, Tres Dedos resultó con una herida en el tórax y horas después fue encontrado muerto.


Fernández afincado en la ciudad de Paraguarí se ganaba la vida transportando a bordo de una furgoneta a un grupo de vecinos en horas de la noche y madrugada hasta el Mercado Central de Abasto de Asunción. El hombre, quien es sostén de su padres, aprovechaba el viaje para llevar mercaderías bajo pedido y surtir algunos comercios que le quedaban por el camino.


En la madrugada del lunes, tras bajar a sus pasajeros en centro comercial, Fernández cargó sus productos y luego estacionó en el predio de un surtidor ubicado en Zona Sur de Fernando de la Mora. Su intención era descansar por unos minutos antes de emprender el regreso a su valle. Pero cuando estaba dormitando , el maleante Tres Dedos aprovechó para entrar en el habitáculo de su vehículo y robar su celular, la billetera y otros objetos de valor.

Los ruidos despertaron a Fernández, quien persiguió y alcanzó al maleantes a quien pidió que le devuelva el celular. “Ejabrí ko’agui o te lleno de agujeros” fue la respuesta del maleante, quien hace a apenas 10 días había salido de la cárcel y en ese momento ya estaba con un puñal en manos.


En cuestión de segundos, Tres Dedos se tiró sobre el trabajador a quien aplico dos heridas y en el forcejeo el exconvicto sufrió una profunda herida con su propia arma, pero logró correr del lugar y horas después se lo encontró muerto.


Fiscal coadyuvante pidió libertad.

Fernández tras ser atendido en Clínicas y luego en el Hospital de Traumas fue a denunciar lo que le había pasado en la comisaría de Paraguarí, donde lo apresaron por la muerte del hombre que los había atacado.


Sin más miramientos, la fiscal Fátima Britos lo imputó por homicidio doloso y pidió su prisión preventiva. Pero ante la luz de razón, la fiscal general del Estado, Sandra Quiñonez nombró al fiscal Itálico Rienzi, quien se presentó ayer de mañana en la imposición de medidas y solicitó la libertad del procesado bajo medidas alternativas.


Rechazó imputación.

Sin embargo, la magistrada Nancy Duarte rechazó la imputación y ordenó la inmediata libertad de Fernández sin ninguna medida cautelar.


En un plazo de 10 días, el Ministerio Público debe rectificar o ratificar la imputación que había presentado sobre el procesado Fernández, quien el transcurso de la tarde se retiró del departamento Investigaciones de Asunción, donde estaba recluido momentáneamente.


Fuente: ABC Color.

86 visualizaciones