Se encadenó frente al Poder Judicial para exigir que IPS compre fármacos para sus hijos con fibrosis

Un desesperado padre decidió hoy encadenarse frente al Poder Judicial para exigir la aprobación de su recurso de amparo presentado para que el IPS compre un costoso fármaco del cual dependen sus dos hijos con fibrosis quística. Contó que la expectativa de vida para esa enfermedad es solo de 18 años y ya llevan tres años esperando por ese medicamento que puede salvarles la vida. Hoy ya tienen 15 y 17 y su estado de salud se deteriora cada día.

Impotente por la indiferencia que reciben por parte del Estado sus dos hijos diagnosticados con fibrosis quística, Lorenzo Melgarejo decidió encadenarse frente al Poder Judicial esta mañana. Contó que presentaron un recurso de amparo en el 2019 para que el IPS compre un costoso medicamento para sus hijos y, a tres años, sigue sin tener respuesta.


Detalló que el medicamento debe ser consumido por sus dos hijos, de por vida, y para cada uno cuesta mensualmente G. 30 millones, aproximadamente. “Tomo esta medida extrema porque no hay otra manera, no hay un mecanismo de diálogo con esta gente”, lamentó.


Según explicó Lorenzo, la expectativa de vida para los diagnosticados con fibrosis quística es de solo 18 años en Paraguay, debido a la falta de tratamientos. Sin embargo, con el medicamento que pide, sus hijos pueden tener una mejor calidad de vida y vivir más años. “Ese medicamento les puede salvar la vida a ellos”, enfatizó.

Muy graves.

Sus hijos tienen 17 y 15 años actualmente y hoy es el mayor el que se encuentra con un deterioro más avanzado. “Ya tiene catarro con sangre”, lamentó y recalcó que el medicamento es esencial para ambos.


Contó que tiene más de 20 años de aporte en el Instituto de Previsión Social. “Yo no estoy pidiendo que me regalen nada, sino que cumplan con el derecho de mis niños”, lamentó.


Se sienten secuestrados.

“Los paraguayos que tenemos enfermedades catastróficas nos sentimos como los secuestrados por el EPP. Nos arrebatan nuestra libertad, nos arrebatan lo más preciado, que es la salud”, lamentó el padre.


Exhortó a las autoridades sanitarias y al presidente Mario Abdo Benítez a que velen por una mejor atención para esas patologías degenerativas y hoy incurables en Paraguay.


“Así como gastan millones con la Fuerza de Tarea Conjunta, que gasten un poquito por nosotros, porque también estamos secuestrados. Que te digan que tu hijo tiene 18 años de vida, que le vas a ver morir por asfixia... Si eso no es secuestro, un arrebatamiento de la libertad y de nuestra libertad como ciudadanos, no sé qué es”, sentenció Melgarejo.


Uno de los tantos ignorados del IPS.

Mientras este padre desesperado ruega atención para sus hijos, el pastor Emilio Abreu, sin ser aportante del IPS, será sometido a una cirugía que será costeada por el Estado, mediante un convenio entre la previsional y el Ministerio de Salud.


Los hijos de Lorenzo son unos de los tantos pacientes asegurados que son prácticamente ignorados por el IPS. También recientemente se conoció la historia de Juana Mercado, quien desde hace más de dos años aguarda una respuesta de las autoridades sanitarias para extirparse un tumor del rostro.


Mientras tanto, Abreu ya se encuentra internado y pronto será operado.


Fuente: ABC Color.

6 visualizaciones